Páginas

jueves, 12 de julio de 2012

PRUDENCIA, SABIDURÍA, AMOR...


PRUDENCIA, SABIDURÍA, AMOR...
Jesús, maestro de autoridad convincente, enseña los "requisitos" para pertenecer a su Reino —¡de amor!— y cuál ha de ser nuestra actitud ante la Ley de Dios. Escuchar realmente la Palabra de Dios implica ponerla por obra. Quien lo haga tendrá prudencia y sabiduría.
El antiguo Israel tenía conciencia de ser un pueblo sabio porque conocía explícitamente la Ley de Dios. Actualmente, se respira un desafecto ante la ley, especialmente si es de Dios o si es "Ley moral". Pero ésta no es una imposición, sino un "don" que nos enseña las "razones" del crecimiento humano y del acercamiento al Creador. Aprendamos de nuestra propia historia: donde se rechaza y/o se desconoce la Ley de Dios se desconoce también la dignidad de la persona humana y fácilmente se la maltrata.

"—Señor, mi Dios, ayúdame a poner por obra tus preceptos para adquirir la verdadera sabiduría de la vida...—"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar INENTENDIBLE AMOR DE JESÜS. Tù comentario es muy importante para mì asì que, sì te es posible, no olvides agregarlo... ¡Siempre eres y seràs Bienvenido! ¡Dios te bendiga!